domingo, 16 de marzo de 2008

Resultados electorales (y III)

Por último comentaré los resultados de los partidos nacionalistas que se han caracterizado por su pérdida de poder (menos escaños) pero no así de influencia, en un Congreso muy polarizado, éstos partidos pueden sacar a río revuelto ganancia de pescadores.

CiU

Convergencia i Unió ha tenido un ligero retroceso, ha perdido 60.000 votos, pero ha conseguido repetir el número de escaños. Es un éxito para la coalición, en vistas del creciente bipartidismo y el retroceso del nacionalismo en estas elecciones, que intentará capitalizar con un pacto para la gobernabilidad con el PSOE, siempre que no se exceda en sus pretensiones, como el Gobierno de Madrid a cambio del de Cataluña, aunque visto el éxito del PSC (gracias a él, el PSOE ha ganado las elecciones) esto parece difícil.

PNV

El PNV sufre un fuerte retroceso en votos, perdiendo un 25% y más de 100.000 votos, pero su capacidad junto a CiU de rentabilizar los votos en escaños, sólo desciende en un diputado. Más dolorosa ha sido la derrota frente al PSE en Euskadi/País Vasco, dónde ha perdido su hegemonía en las generales. Sin embargo, la aritmética electoral le permitiría un pacto junto a Nafarroa Bai con el PSOE.

ERC

Esquerra Republicana de Cataluña ha sufrido un gran varapalo, perdiendo 350.000 votos de los 650.000 que tenía en las pasadas elecciones. Ha perdido su Grupo parlamentario, ha bajado de 8 a 3 escaños y se ha hecho imposible gobernar en tripartito en España al igual que en Cataluña. Su política errática, su incapacidad de formar gobierno demostrando que es un partido más de oposición y el boicot del PP al cava catalán y otros productos han provocado un trasvase de votos de ERC al PSC.

BNG

El BNG ha sido el único partido nacionalista que ha mantenido el tipo, manteniendo sus 2 diputados y subiendo unos exiguos 4.000 votos. Ha conseguido mantenerse y no ha perdido por el bipartidismo ni el voto anti-PP y gana ligeramente un poco de poder.

Coalición Canaria

Ha perdido un escaño en beneficio del PSOE debido sobre todo a la escisión del partido, el Partido Nueva Canarias debido a los problemas internos del partido y a la corrupción rampante en las Islas Canarias.

Nafarroa Bai

Na-Bai ha conseguido mantener su diputado después del ascenso en las pasadas elecciones de mayo y pese a las dudas que despertó su candidatura, ha conseguido mantenerse en el Congreso gracias a un ligero ascenso y podría ayudar a formar gobierno con el PSOE y el PNV, aunque después de no formar Gobierno en Navarra, la cosa se pone difícil.

Eusko Alkartasuna, Aralar y Chunta Aragonesista

El retroceso del nacionalismo vasco debido en parte al "Plan Ibarretxe" y a la ambivalencia respecto a la violencia etarra en unas elecciones marcadas por el atentado de ETA a un trabajador vasco ha hecho que EA pierda su diputado y casi la mitad de los votos. Esto también ha provocado la caída de Aralar en casi la mitad de sus votos.

La Chunta ha perdido su diputado y dos tercios de sus votos debido al trasvase de votos al PSOE como negativa a otro trasvase (el del Ebro) y especialmente por la retirada de José Antonio Labordeta con lo que ha perdido muchos votos que le daba el emblemático personaje.

CONCLUSIONES

Los partidos nacionalistas bajan de 33 a 24 escaños, aunque más de la mitad (5 de 9) los ha perdido Esquerra, y pierden muchos votos pero seguirán siendo necesarios para formar mayorías. El bipartidismo hace retroceder al nacionalismo que se ha decantado en forma mayoritaria por el PSOE y el hecho se demuestra en que los nacionalismos que más retroceden son los de izquierda y los vascos.

La lejanía y enemistad del PP con los partidos nacionalistas y periféricos le ha hecho perder unas elecciones que podía haber ganado si no hubiese sido tan hostil con los catalanes en general y, en especial, con el influyente empresariado catalán y con la realidad del nacionalismo vasco.

El país está en definitivo muy polarizado y pese a la victoria del PSOE y la derrota, dulce derrota del Partido Popular, la política se ha desplazado a la derecha. En estas elecciones ha ganado el PSOE, pero ha perdido la izquierda. Los dos principales partidos deberán unirse ante los grandes y acuciantes retos a los que se enfrenta España. El retroceso de los separatistas envía un mensaje claro y nítido: no pueden ni deben retrasar la unidad nacional.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Amig@, si tus cálculos para el resto son como para Aralar, apaga y vámonos. De 38000 a 30000 van 8000 votos, que es una cifra importante, pero ni de lejos "la mitad".

D.M dijo...

Touché, reconozco mi error, pero es que dónde mire los resultados ponía que había obtenido 20.000 votos, pero efectivamente obtuvo 30.000, pero reconocerás conmigo que es una pérdida importante.